La ministra de Fomento, Ana Pastor, junto a sus homologos europeos firmando la constitucion del Comite Ejecutivo del Corredor del Atlantico

La ministra de Fomento, Ana Pastor, junto a sus homologos europeos firmando la constitucion del Comite Ejecutivo del Corredor del Atlantico

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha firmado junto a sus homólogos de Portugal, Francia y Alemania, y al margen del Consejo de Ministros de Transporte de la Unión Europea, el acuerdo de constitución del Comité Ejecutivo del Corredor Atlántico.

Tras la firma, la ministra ha mostrado la «satisfacción de España» por ser uno de los co-firmantes de este acuerdo de constitución del Comité Ejecutivo del Corredor Atlántico, puesto que es «un paso más en la dirección que estamos dando los países de la Unión Europea».

Este acuerdo permitirá «potenciar el Corredor Atlántico de nuestro país», lo que significa «muchas más oportunidades para España, para el transporte de mercancías, en la península ibérica y en el resto de Europa», ha señalado Pastor, que ha recordado que «trabajando todos juntos» el transporte ferroviario tendrá un futuro más competitivo.

Esta Comisión será la responsable, entre otras cuestiones, de la definición de los objetivos generales del corredor, se asegurará de que se cumplen los tiempos y, si es necesario, solicitará los fondos europeos para que la implantación de este corredor se lleve a cabo en tiempo y forma.

En el Consejo de Ministros de Transporte se ha realizado el primer debate político sobre el Cuarto Paquete Ferroviario europeo, que incluye la apertura del mercado interior de pasajeros y el sistema de organización de las empresas que gestionan las infraestructuras.

Pastor ha recordado que España siempre ha defendido un espacio europeo ferroviario, y en ese sentido, ha apelado a la necesidad de «ir a una normativa común para todos los Estados miembros porque habiendo unas reglas del juego claras y comunes, añadiremos más competitividad y más igualdad de oportunidades a todas las empresas».

La titular de Fomento ha señalado que «España tiene un sistema absolutamente transparente y claro, y ese es el modelo que preconizamos para toda Europa».