El próximo Salón Internacional de Vehículos Comerciales, que se celebrará en Hannover en septiembre, acogerá la presentación de diversas tecnologías desarrolladas por Continental que actúan de forma interconectada para ofrecer mayor eficiencia, seguridad y confort al conductor del camión.

Entre ellos, destaca el ‘ContiPressureCheck‘ de Continental, que supervisa permanentemente la presión y temperatura de todos los neumáticos, incluso cuando el vehículo está en marcha.

Este producto, que actúa a través de sensores instalados en el interior del neumático, contribuye a un ahorro de combustible y disminuye las emisiones de CO2, además de reducir el riesgo de pinchazos y aumentar el rendimiento kilométrico.

También garantiza una mayor eficiencia de los neumáticos, con una vida útil más prolongada, lo que incide directamente en los costes operativos de la flota, que pueden reducirse en unos 1.200 euros por vehículo y año.

Proporciona un registro continuo de datos disponible en cualquier momento, con el correspondiente aviso al conductor cuando detecta que la presión se sitúa en un valor diferente a lo habitual.

Nueva versión del sistema ‘eHorizon dinámico

Por otro lado, los asistentes al Salón podrán conocer la última versión del sistema de sensores ‘eHorizon dinámico‘, que informa al vehículo en tiempo real del estado del tráfico, por lo que es posible adaptar el comportamiento de la marcha, obteniendo un ahorro adicional y una mayor seguridad.

Actúa basándose en datos topográficos altamente precisos sobre el trayecto y en una señal GPS para enviar información acerca del tramo que el camión va a recorrer a las unidades de control del vehículo, que ajustan el estilo de conducción y la velocidad.

La versión más reciente de este sistema actúa como un soporte de datos de alta precisión siempre actualizado, que tiene en cuenta cualquier tipo de situación, como el tiempo, los accidentes o las retenciones.

Este tipo de tecnología supone un gran avance para la conducción automatizada, ya que permite la anticipación y garantiza la eficiencia, seleccionando una estrategia de conducción para cada caso según la información recibida.

Para ello, el fabricante también cuenta con la solución ‘Road Database‘, que utiliza los datos que obtiene de los diferentes sensores de los vehículos y los combina para formar una imagen computable de la carretera, que transmite mediante equipos de radiotelecomunicación a una plataforma ‘back-end‘, encargada de generar información sobre el trayecto y enviarla a los automóviles implicados.