El puerto de Cádiz reducirá a la mitad el consumo energético en La Cabezuela-Puerto Real

La construcción de la futura terminal de contenedores del puerto de Bahía de Cádiz sigue adelante sin contar con las indispensables ayudas de la Unión Europea. Lo que pone en peligro no solo que la obra pueda llevarse a cabo, si no la situación financiera de la Autoridad Portuaria presidida por José Luis Blanco.  

La obra tiene un coste aproximado de unos 120 millones de euros, de los que 60 llegarían de la mano de la CE, con su aportación a través de los fondos Feder y el resto, otros 60 millones de euros, vendrían de la mano del Banco Europeo de Inversiones (BEI). 

Sin embargo, según informa Diario de Cádiz representantes de la Comisión Europea en Madrid han indicado que no se ha tomado ninguna decisión para cofinanciar el proyecto. Esas mismas fuentes han asegurado que el proyecto ha sido declarado admisible por la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea para recibir la financiación, pero esto solo significa que se admite a trámite y no asegura que llegue la inversión. 

Bruselas tendría que haber emitido ya una decisión final sobre si la ampliación es compatible con las normas sobre ayudas estatales, pero continúa alargando los plazos y todavía todo se mantiene en el aire. 

Cabe destacar que si no llegan los 60 millones del Feder, tampoco el puerto recibirá los 60 del BEI. Esto significa que la obra no podría continuar porque el puerto no cuenta con suficientes recursos propios como para hacer frente al proyecto sin ayudas. 

Mientras se espera que Bruselas de su conformidad, el muelle de Cádiz espera poder aguantar sin parar las obras hasta finales de años a partir de unos préstamos puente y a sus propios recursos. Para estar al día delos pagos la Autoridad Portuaria ha tenido que aumentar su endeudamiente con entidades como Unicaja o Bankinter.