En la fase expansiva en la que se encuentra el mercado inmologístico en España y en Europa, al menos hasta que se desató la pandemia por el coronavirus que ha puesto patas arriba la economía mundial, se siguen produciendo operaciones de calado en el mercado europeo de inmuebles logísticos.

Una de las últimas operaciones de traspaso de portfolio de inmuebles logísticos la ha protagonizado CBRE Global Investors, a través de su instrumento CBRE European Industrial Fund, que ha cerrado el pasado 31 de marzo la compra de una plataforma logística en Alemania a Deutsche Logistik Holding.

La instalación, con una superficie aproximada de 177.400 m², está localizada en Trebur, muy cerca de Frankfurt, y su construcción se llevó a cabo entre 2017 y 2019 sobre una antigua instalación industrial.

Con esta adquisición, CBRE suma una superficie bruta en el mercado inmologístico germano de 750.000 m², con valor de más de mil millones de euros.

Otra operación similar ha sido la protagonizada por Savills, que ha adquirido a Invesco Real Estate una plataforma logística alquilada a Leroy Merlin en la localidad polaca de Piatek. La instalación cuenta con una superficie de 123.000 m² y está pendiente de la entrega al inquilino de una segunda fase, a cuyo término se ha condicionado la operación de compra definitiva.

Ambas operaciones dan cuenta de que el interés de los inversores por estos activos sigue existiendo, ante la perspectiva de un sector que no ha parado durante la crisis y en el que, incluso, algunas empresas han visto crecer su demanda de espacios de almacenamiento, tanto el corto plazo, para atender las necesidades de la crisis sanitaria, como en el largo, ante un posible cambio en la gestión de los stocks, tras la superación de la pandemia.