centro-clasificacion-paqueteria

Los sistemas de clasificación deberán tener una prestación operativa mínima de 7.000 envíos a la hora.

Correos licita la compra de dos nuevos sistemas automáticos de clasificación de envíos con formato G diseñados llave en mano para sus centros de tratamiento automatizado de Alicante y Sevilla, con la posibilidad de contratar la adquisición de otro clasificador para destinarlo a otras de sus instalaciones de tratamiento automatizado de envíos en la península ibérica.

Para este contrato, Correos ha fijado un plazo de ejecución de 45 meses, así como un presupuesto base de licitación de 4.840.000 euros y un valor estimado de 4.935.000 euros, que cubren los tres sistemas.

Los clasificadores que quiere instalar el operador postal en Alicante y Sevilla deberán contar con una prestación operativa mínima de 7.000 envíos a la hora de diferentes tamaños e identificación basada en la lectura de códigos de barras a través de cámara.

De igual modo, la instalación deberá contar con una zona de depósito de unos diez metros de longitud, con espacio para ocho puestos y un mínimo de 78 salidas, de las que dos tercios deberán ser convertibles a baúl.

Así mismo, cada clasificador deberá contar con sistemas de pesaje y volumétrico, así como con mecanismos de envío y recepción de información con la plataforma de información de Correos.