centro-clasificacion-paqueteria

Correos dispone de 20 líneas de clasificación de paquetes en toda España.

Correos ha hecho un esfuerzo de gran calado con el mayor refuerzo logístico de los últimos años para ponerse a tono de cara a la campaña que abre el ‘Black Friday’ y que se cierra con las rebajas de enero.

Según las previsiones, el volumen total de paquetes gestionados crecerá un 34% en el mes de noviembre y un 25% en diciembre con respecto al año pasado, ya que, como suele ser una constante en los tres últimos años, las compras navideñas tienden a adelantarse, por lo que el operador postal ha realizado inversiones en infraestructuras y tecnología para ser capaz de atender estas puntas de actividad.

Así pues, en los últimos años, ha invertido 20 millones de euros en dotar a los 18 grandes centros logísticos con los que cuenta en toda España de clasificadores de paquetería capaces de tratar automáticamente hasta 6.000 paquetes por hora.

En 2018 se han instalado equipos de altas prestaciones para el tratamiento de paquetería en los centros de tratamiento automatizado de Valencia y Oviedo, así como en el Centro de Logística Integral de Barcelona y en instalaciones operativas de Madrid, con lo que Correos dispone de 20 líneas de clasificación de paquetes instaladas en todo el país y ha aumentado su capacidad de clasificación en 200.000 paquetes más por día.

Además, el operador postal ha reforzado las redes de transporte con la apertura de más de 100 nuevas rutas que suponen un incremento de 17.000 Km/día sobre la distancia cubierta diariamente por sus redes de transporte locales y provinciales habituales, al tiempo que ha incorporado nuevo equipamiento como 700 carros transportadores, 1.700 jaulas, 1.500 baúles para envíos y 40.000 bandejas de mayor capacidad, así como 2.500 carros de reparto y 2.300 carros para el transporte de paquetería.

En el ámbito de las nuevas tecnologías y la mejora de los sistemas de información, Correos ha puesto en marcha este mismo año la aplicación Tauro para la optimización de las tareas de distribución así como un cuadro de mando integral que permitirá conocer la estimación de paquetes que llegarán a cada unidad, con el fin de planificar los recursos necesarios. 

Por otra parte, la empresa pública reforzará su plantilla de reparto con la contratación de 3.000 trabajadores hasta el final de la campaña y aplicará medidas organizativas para concentrar personal en los puntos y servicios en los que se prevé un mayor incremento de envíos, como centros logísticos, oficina de cambio de Barajas, unidades de reparto y oficinas concretas.