Correos acaba de poner en marcha su servicio ‘Citypaq’, por el que se están instalando consignas automáticas, con 50 o 60 cajones, en distintos lugares públicos. En concreto, esta semana ya estarán operativas las cinco primeras máquinas instaladas en estaciones de gran afluencia de público en la red de Ferrocarriles de la Generalitat.

A estas le seguirán otras estaciones de cercanías, autobuses, Metro y distintos lugares públicos con tránsito en ciudades como Madrid o Sevilla, contemplando el operador postal la instalación de otros 60 ‘CityPaq’ en Madrid y Barcelona a lo largo de este 2015.

El nuevo servicio, que ya se desarrolla en otros países como Estados Unidos o Alemania, y se sumará a otro puesto en marcha el pasado verano, ‘Homepaq’, que se basa en terminales automatizados instalados en los lugares comunes de paso en comunidades de vecinos.

A través de una aplicación en dispositivos móviles u ordenador, cada vecino se puede dar de alta como usuario y cada vez que requiera enviar o recibir un paquete obtendrá un código de barras que le permitirá abrir los compartimentos del ‘Homepaq’.

Impulso al e-commerce

El objetivo de estos nuevos servicios es «ofrecer todas las posibilidades» para que el e-commerce se active en España como en el resto del mundo, puesto que esta será la base de la actividad futura de Correos y, además, «España se encuentra retrasada respecto al comercio electrónico en comparación con el resto de Europa», según ha indicado recientemente el presidente de la compañía, Javier Cuesta.

Para hacer frente a la “gran necesidad” de entrega de paquetes que conlleva el comercio electrónico, el operador viene realizando durante los últimos años un redimensionamiento y una apuesta importante, en cuyo marco acometerá este año una inversión de 83 millones de euros, recogidos en la inversión de 500 millones prevista en su plan a cinco años.

Otras 7.000 PDAs para julio

En la misma estrategia de modernización, la compañía postal ha cambiado todos sus centros de procesamiento de datos (CPDs) y adquirirá 7.000 nuevas PDAque se sumarán a las 20.000 que ya tiene, para que a finales del mes de julio los 27.000 carteros dispongan de estas agendas electrónicas de bolsillo.

No obstante, a pesar de esta evolución hacia las comunicaciones digitales y el comercio electrónico, desde el operador han señalado que las cartas seguirán teniendo un volumen importante durante los próximos años. En este sentido, cabe destacar que el 90% de los 3.500 millones de ítems gestionados por la compañía en 2014 fueron cartas. 

Además, el e-commerce implicará una necesidad de crecimiento en el número de recursos humanos en los próximos años, lo que hará que “el número de personas del grupo aumente».

En este contexto, otras iniciativas puestas en marcha son el rediseño de las rutas y de recogida de buzones, así como la sustitución de los carritos por otros nuevos eléctricos y de mayor tamaño para un mayor transporte de paquetes.