Correos ha empezado a instalar terminales para el depósito de paquetes en oficinas de toda España, de tal modo que tiene previsto instalar 70 dispositivos de este tipo en oficinas de todo el país, de los que un total de 43 ya están plenamente operativos.

Estas máquinas incorporan un balanza para calcular el precio correspondiente al peso, seleccionar el tipo de envío según el plazo deseado, realizar el pago y generar la etiqueta identificativa del envío, así como un buzón para depositar el paquete, previa lectura de su código de envío.

Este sistema permite que los clientes depositen y paguen sus envíos de paquetes de manera sencilla y que puedan acceder al servicio las 24 horas del día, toda vez que se están colocando en zonas diferenciadas a la entrada de las oficinas, de tal modo que estén accesibles incluso cuando estén cerradas.

Correos está trabajando para ampliar el servicio a más productos y en breve estará disponible para que los clientes puedan utilizarlos para realizar sus envíos de logística inversa, fundamentalmente, las devoluciones de sus compras on-line

Con iniciativas de este tipo, el operador postal público continúa avanzando en su línea estratégica de acercar sus servicios a los ciudadanos y avanza para dar nuevos servicios de paquetería, en este caso alternativos a las entregas domiciliaras, en consignas específicas.