Comisiones Obreras calcula que Correos acumula 736 casos positivos por coronavirus y 2.129 casos en cuarentena con síntomas de la enfermedad, desde que se inició el estado de alarma.

Estos registros colocan al operador postal como la empresa pública con mayor número de contagios, solo por detrás del personal sanitario, a juicio de la central sindical que, además, los achaca a «una irresponsable decisión personal del presidente de Correos».

Así mismo, en la última reunión de la comisión de salud laboral del operador, celebrada la semana pasada, se evidenciaron los puntos de vista opuestos que tienen la dirección de la compañía y los representantes de su plantilla.

Por un lado, Correos alega que se han adquirido equipos de protección suficientes y se han elaborado nuevos manuales de uso para mascarillas y mamparas, con apoyo con vídeos y tutoriales.

Enfrente, los representantes sindicales piden que se reduzca la exposición, con presencia real limitada al 25% de plantilla de cada centro y dedicada solo para servicios esenciales.

De igual manera, también se pide que haya equipos de protección completos para todos y que, si no es así, se paralice la actividad.

Además, los representantes solicitan test para toda la plantilla, que se realicen labores de desinfección diaria en todas las instalaciones y que se aplique el protocolo sanitario con rigor en las cuarentenas.