Correos busca una empresa que realice la medición de la calidad en cuanto a los plazos de su servicio de envío de cartas nacional ordinario durante un plazo de 52 meses.

El operador postal público busca un sistema de medición que se base en modelos de extremo a extremo, de tal manera que cubra todas las etapas del proceso portal y, por lo tanto, controlará el correo desde que es depositado por el cliente hasta que alcance su destino final.

Así pues, el sistema cubrirá un número determinado de flujos postales, con un total de rutas que se definirán en su fase de diseño y desarrollo y que será el resultado de una combinación obtenida de los flujos dentro de las cincuenta provincias y las dos ciudades autónomas que cubre la empresa pública.

De igual modo, el proyecto deberá de ser lo suficientemente flexible para permitir futuras expansiones o modificaciones que cubran otros flujos postales o áreas geográficas, otros productos, así como estudios específicos sobre envíos de clientes estratégicos del operador.

Adicionalmente, el número de envíos válidos anuales para la carta básica ordinaria no será inferior a las 100.000.

En concreto, el adjudicatario de este contrato producirá los envíos de prueba y gestionará una red de emisiores y receptores. Así mismo, en cada envío de prueba se introducirá una etiqueta RFID para garantizar la trazabilidad del servicio en distintos puntos del circuito postal.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de 52 meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 3.424.300 euros, así como con un valor estimado de contrato de 3.591.923 euros.