Frente a la postura sindical, Correos afirma tajantemente que ni se han hecho ni se ha planteado efectuar contratos de un día.

El operador postal defiende que se ha iniciado el proceso negociador para buscar una solución definitiva en cumplimiento del Acuerdo Plurianual de diciembre de 2018, y en esa línea apuesta por «seguir promoviendo las actuaciones legales, convenciones, organizativas y salariales que sean necesarias para compatibilizar los derechos al descanso semanal y diario con el personal que preste servicio en sábado«.

En concreto, la compañía pública espera una modificación de la legislación de las jornadas especiales para incluir en su ámbito de aplicación al sector postal, algo que, según estima, «facilitaría la prestación de servicio en sábados, domingos y festivos con personal voluntario, con la percepción de la cuantía señalada en el Acuerdo» y que, a la vez, le permitiría acudir «a las fórmulas de contratación adecuadas para este tipo de jornadas».

Así mismo, Correos también precisa haber «invitado a las organizaciones sindicales a buscar otras alternativas, para que, en el caso de que la modificación normativa señalada no se llegue a producir, en el marco de la buena fe negocial, encontrar una solución definitiva en un plazo orientativo de tres meses».