El presidente de Correos Javier Cuesta, en relación con la estrategia de crecimiento de la compañía, ha reiterado que  uno de los ejes previstos en el plan estratégico es el de la expansión mediante adquisiciones y que comprará una empresa en el sector de la mensajería.

Cuesta ha indicado a este respecto, que la empresa estudia oportunidades y tiene algunas identificadas, aunque aún no hay ninguna operación cerrada.

El presidente del grupo público ha reiterado el interés por el mercado portugués en el negocio de paquetería, no en el postal, ya que a efectos logísticos la Península Ibérica es una unidad. Además de su expansión a Portugal, entra dentro de lo probable realizar asimismo, incursiones puntuales en los mercados de Francia e Italia.

Anteriormente, el presidente de Correos ya había defendido esta estrategia de crecimiento, ya que la empresa cuenta con capacidad para acometer inversiones gracias a los esfuerzos para no generar déficit realizados en los últimos años, en los que, entre otras medidas, ha reducido su plantilla desde los 67.000 empleados con que contaba en 2007 hasta los 51.000 actuales.

Plan de Acción 100-300-1.500

Correos puso en marcha a principios de 2013 una estrategia a través del denominado ‘Plan de Acción 100-300-1.500‘, en referencia a los periodos de cien, trescientos y 1.500 días fijados para implementar determinados tipos de medidas.

La empresa pública cerró el año pasado con un incremento del 20 % en paquetes entregados y en 2014 prevé mantener un ritmo de crecimiento similar en este área de negocio.

Inversión de 25 millones de euros

Según explica Javier Cuesta, dentro del giro hacia lo digital, Correos ha iniciado este mes el cambio de las PDAs que llevan los carteros por teléfonos inteligentes, que permiten «comunicación en tiempo real, posibilidad de registro de firma electrónica, de realizar fotografías, leer códigos de barras, códigos bidireccionales, códigos QR, para poder dar otro tipo de servicios«.

En este sentido, Correos va a invertir en la renovación de los terminales que utilizan los carteros, proceso que culminará antes de finales de 2015, unos 25 millones de euros y en el cambio de infraestructura de sistemas informáticos entre 100 y 115 millones.

Asimismo, el presidente del grupo público ha explicado que el departamento de ingeniería está desarrollando un nuevo carro con más capacidad para llevar paquetes y a finales de año iniciará un proyecto piloto para ir adoptándolos de forma progresiva.

«El cartero pasó de la cartera al carrito en los años 90. Ese carrito que llevan ahora, que sirve para llevar cartas, porque ahora llevan muchas cartas y pocos paquetes, en el futuro tendrá que llevar menos cartas y más paquetes, que no caben en el actual«, ha explicado.

Plataforma a pymes para ventas on-line

En su estrategia de desarrollo del negocio en el ámbito del e-commerce, Correos ofrecerá desde septiembre una plataforma a pymes, con el fin de que puedan acceder a realizar ventas en el canal on-line. Este servicio permitirá a las empresas tener una tienda con unas características muy flexibles, con capacidad de introducción de nuevos productos, control de stocks y pago on-line. Además, de la logística se responsabilizará Correos.

El desembolso por parte de las empresas que quieran utilizar la plataforma será muy bajo, ya que los interesados podrán recibir asesoramiento de Correos en caso de tener algún problema, la inversión en mantenimiento será asequible y permitirá a las compañías un nivel tecnológico que solas es muy complicado que pudieran mantener.

La puesta en marcha de esta plataforma se enmarca dentro de la estrategia de la compañía pública para diversificar su negocio y enfocarlo hacia un modelo digital en el que el mercado de paquetería empresarial tiene más peso que el del envío de cartas.

«Tenemos unas características de capilaridad, de estructura logística, hemos invertido en máquinas de control automático y distribución automática de paquetería como ninguna otra empresa y ahora lo estamos aprovechando«, ha dicho el presidente de Correos.

«El e-commerce está siendo un motor de crecimiento de la pequeña paquetería que el grupo Correos va a aprovechar en el futuro», recalca.