Justo cuando el ‘Black Friday’ trae el mayor pico estacional del año para las empresas de paquetería, que se prolonga hasta las rebajas de enero, Correos vuelve a abrir el debate sobre el impacto de los envíos urgentes en el medioambiente, mientras impulsa un uso responsable de este servicio.

El operador postal público defiende que los envíos urgentes tienen unas consecuencias de las que los consumidores no son muchas veces conscientes y aboga por una utilización más inteligente y responsable del servicio de paquetería, con el fin de optimizar las rutas de transporte, especialmente de última milla, en los que la compañía impulsa el uso de vehículos sostenibles.

Así mismo, la empresa pública también defiende que la utilización de algoritmos para la planificación y optimización de rutas permite mejoras de eficiencia, ahorros de tiempo y de costes, mejoras en la gestión del tráfico urbano para evitar retrasos innecesarios, reducción de los kilómetros recorridos y, en consecuencia, de las emisiones asociadas y mejoras en la calidad del aire, especialmente en entornos urbanos donde la congestión del tráfico es un problema.

Con esta reflexión, Correos busca promover un consumo más responsable y sostenible, al tiempo que impulsa una flota y unos servicios con menos emisiones contaminantes.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px