buque-multiproposito-de-cosco-shipping

El contrato firmado con el astillero incluye la construcción de cinco unidades y contempla la opción de compra de otros cuatro más.

La naviera china Cosco Shipping tiene previsto convertirse en el primer operador mundial de transporte marítimo y no ahorra esfuerzos para conseguirlo. Si hace apenas unas semanas, se conocía que está negociando con varios astilleros para la construcción de 20 graneleros para el transporte de bauxita, ahora se ha confirmado que encargará nueve buques multipropósito.

Las embarcaciones, que construirá Cosco Shipping Heavy Industries en China, tendrán unas 62.000 toneladas de peso muerto y costarán 33,5 millones de dólares cada una (29,39 millones de euros).

El contrato incluye la construcción de cinco unidades y contempla la opción de compra de otros cuatro más. El operador utilizará estos buques para el transporte de pasta de celulosa a partir de 2020, fecha para la que están previstas las primeras entregas.

De este modo, la naviera pretende aumentar su flota en este segmento para atender la demanda de los contratos fijos que tiene firmados con determinadas empresas para el transporte de sus mercancías durante un determinado periodo de tiempo.