Cosco ha decidido tener en consideración las cada vez más importantes medidas de control e higiene que se están tomando en cada vez más países europeos.

En este sentido, la naviera china ha respondido a esta situación potenciando las medidas de higiene y seguridad en los servicios que llegan al Viejo Continente, al tiempo que adopta las disposiciones necesarias para minimizar el impacto de la pandemia en las líneas que tiene en Europa.

Así mismo, la compañía marítima asiática destaca la normalidad existente, dentro del ámbito del transporte marítimo de mercancías, estima que las principales terminales de contenedores del continente funcionan con normalidad.

De igual manera, Cosco destaca la fluidez existente en el sistema logístico europeo, en el que se mantienen los enlaces intermodales, con los trenes de mercancías trabajando a pleno rendimiento, así como los vehículos pesados que atienden al transporte terrestre de contenedores.

Por lo que respecta al funcionamiento de sus oficinas en Europa, la naviera china ha decido aplicar medidas ya tomadas en el país asiático para evitar el contagio de su personal y ha decidido que su plantilla europea teletrabaje desde casa para evitar la expansión de la enfermedad, manteniendo en todo caso contacto a través de internet con clientes y proveedores.