La cadena norteamericana de tiendas Costco está decidida a potenciar sus capacidades logísticas para ofrecer servicios de reparto de última milla, con el fin de plantar cara en el canal on-line a las empresas nativas de este segmento.

Para ello, la norteamericana recurre, entre otras estrategias, a la adquisición de empresas que desarrollan su labor en este ámbito de las actividades logísticas.

Esta misma semana, la compañía ha anunciado el cierre de la operación de compra de una empresa de reparto de última milla estadounidense, Innovel, por 1.000 millones de dólares, unos 911 millones de euros al cambio.

Innovel es una filial de Transform Holdco, que ofrece servicios de suministro a tiendas de las cadenas Sears y Kmart en los Estados Unidos y Puerto Rico.

Además, la compañía también da servicios a la propia Costco desde 2015, para el reparto, entre otros productos, de electrodomésticos, muebles, colchones, televisores, parrillas, muebles de exterior y equipamiento deportivo.

Innovel cuenta con una estructura integrada por once plataformas logísticas y otro centenar de instalaciones de cross-docking, con las que, en total suma una superficie de 1,4 millones de metros cuadrados, en las que desarrolla su labor una plantilla compuesta por un total de 1.500 trabajadores.

Costco dispone, por su parte, de 786 almacenes en diferentes países de todo el mundo.