El puerto de Cartagena elimina los recargos en el practicaje

La línea permitiría ganar tiempo y competitividad a las empresas de transporte murcianas.

Factores como la escasez de conductores, la carestía del gasóleo o, más recientemente, los bloqueos que viven las carreteras catalanas con motivo de las diversas movilizaciones separatistas, hacen que el sector del transporte de mercancías por carretera mire cada vez con mayor interés a otros modos de transporte que le permitan contar con alternativas para poder dar servicio, independiente de las dificultades que surjan en la carretera.

En este sentido, por ejemplo, el transporte murciano observa atentamente la posibilidad de que algunas navieras como Grimaldi, Balearia o Suardíaz piensen en poner en marcha una línea marítima entre Cartagena y un puerto del sur de Francia que permita el transporte de carga rodada, con vehículos acompañados.

Esta propuesta facilitaría, según apunta Froet, que los conductores pudieran «descansar en su casa, al eliminar un día completo de trabajo y disponibilidad, además de tener el vehículo disponible más tiempo», algo que mejoraría las condiciones de trabajo de los profesionales y, al mismo tiempo, permitiría a las empresas ganar competitividad.

La Región de Murcia abastece cada año a los países europeos con tres millones de toneladas de frutas y hortalizas por medio de lo que Froet estima como la mayor flota frigorífica de España, formada por más de 10.000 semirremolques.