El puerto exterior de La Coruña ha acogido este pasado jueves, 20 de febrero, cuatro operaciones simultáneas de carga y descarga de mercancías de diferente naturaleza en el muelle principal de la dársena.

En concreto, el ‘Amaia’ ha descargado 32.000 toneladas de maíz, el ‘HC Jette Marit’ ha dejado 18.300 toneladas de coque calcinado, mientras que el ‘MBC Rose’ ha embarcado 11.000 toneladas de zinc y el ‘Cornion’ ha desembarcado 3.500 toneladas de pulpa de remolacha.

En total, se han sumado cerca de 65.000 toneladas en las cuatro operaciones realizadas por Pérez Torres y Terminales Marítimos de Galicia, y que se suman a los dos buques que en las últimas horas utilizaron los muelles de Punta Langosteira para dejar sus cargas de cebada y coque verde.

Las operativas simultáneas son cada vez más comunes en la instalación portuaria coruñesa, que poco a poco va consolidando su posición como uno de los principales centros para el movimiento de graneles agroalimentarios, especialmente materias primas que utiliza la industria dedicada a la alimentación de la cabaña ganadera y avícola.

Según datos de la Autoridad Portuaria, la inversión privada realizada o comprometida en el puerto exterior supera los 220 millones de euros, y el tráfico de mercancías desde su puesta en servicio se acerca a los diez millones de toneladas.