Traton ha firmado esta misma semana su línea de crédito sindicada inicial y renovable por una suma total de 3.750 millones de euros.

El instrumento de financiación suscrito con un consorcio integrado por 21 entidades financieras internacionales tiene un vencimiento de tres años y se puede prorrogar dos veces más en otros dos años.

El grupo automovilístico Volkswagen tiene previsto destinar esta cantidad a propósitos corporativos generales y para obtener un respaldo de liquidez adicional, algo que, en su opinión, le ofrecerá flexibilidad financiera adicional en condiciones favorables.

De igual manera, la compañía también ha incorporado un apartado de responsabilidad social, sostenibilidad y de gobernanza empresarial en esta línea de crédito.

Así mismo, el instrumento financiero ha permitido que el conglomerado de automoción haya podido asegurar su liquidez y, en opinión de los directivos de la compañía subraya la confianza de las entidades bancarios en la estrategia diseñada por la entidad, en un escenario marcado por el impacto brutal que está teniendo la crisis sanitaria sobre un sector de automoción que, además, también se enfrenta a sendos procesos de transformación digital y energética, en el tránsito hacia nuevos sistemas de movilidad más sostenibles y tecnificados.