El operador europeo L.W. Cretschmar Süd, especialista en el transporte terrestre entre los destinos del sur de Europa y Alemania, contará con su propia sucursal en la ciudad alemana de Wuppertal. Desde que se separó del Grupo Cretschmar en 2016, la compañía con sede en Düsseldorf ha abierto ya tres instalaciones en Alemania y tres en España.

De esta manera, la empresa atiende la demanda de logística en España, además del transporte terrestre transfronterizo de productos industriales y químicos del centro y sur de Europa. Con la cuarta sucursal alemana, la gama de servicios en la región Rin-Ruhr se ampliará aún más, lo cual es para ellos una consecuencia lógica de su orientación estratégica como proveedor especializado.

Esta instalación entrará en funcionamiento a finales de mayo y desde el principio ofertará toda su gama de servicios hacia y desde el sur de Europa. Cabe destacar que hasta 2012, el grupo al que pertenecía el operador contaba con una delegación en Wuppertal, por lo que la intención es reactivar sus relaciones con antiguos clientes y captar otros nuevos.

En su momento, la decisión de integrar la sucursal de Wuppertal en una plataforma en Düsseldorf contribuyó a la optimización de costes, pero ese modelo estaba demasiado sujeto a las limitaciones de las redes nacionales. Por ello, ahora quieren volver a poner el foco en sus clientes y socios de cada zona, concentrándose en mercados seleccionados con empleados y sistemas de transporte especializados.