CSAV ya controla aproximadamente un 30% del capital de Hapag-Lloyd.

Compañía Sud Americana de Vapores, CSAV, ha anunciado este mismo mes de enero el cierre definitivo de su área de negocio dedicada al transporte marítimo de vehículos.

En este mismo sentido, la naviera chilena tiene previsto iniciar un proceso ordenado para abandonar esta actividad, fruto de una decisión tomada en un contexto marcado por su interés en focalizar todos sus esfuerzos económicos y de administración en la gestión y desarrollo de su principal activo, que corresponde a su participación como accionista principal en Hapag‐Lloyd.

El pasado 13 de enero, esta participación se incrementó, hasta sumar las 52.728.038 acciones, equivalentes casi al 30% del capital de la naviera germana, en una operación que ha supuesto una inversión financiada con deuda de unos 330 millones de dólares, que equivalen a casi 300 millones de euros al cambio.

CSAV, que comunicará en próximas fechas a sus clientes esta decisión de cierre, así como las soluciones para dar continuidad a sus necesidades de transporte, estima que los costes de cierre de esta operación no serán significativos desde el punto de vista financiero, ya que, según sus cálculos, su negocio de transporte marítimo de vehículos ha representado históricamente menos del 1% del total de sus activos.