CTT Express, la filial española de paquetería urgente del Grupo ibérico CTT, acaba de finalizar su primer ejercicio en España, en el que ha ejercido su papel de eslabón entre las marcas proveedoras y los consumidores a pesar los retos impuestos por el Covid-19.

Además de cumplir con sus objetivos de negocio, ha optimizado su modelo comercial y mejorado su relación con los colaboradores, pero sin duda conviene destacar su plan de inversiones en nuevas instalaciones y tecnologías, que seguirá desarrollando en 2021.

Resultado de la integración de la española Tourline Express y de la portuguesa CTT Expresso, la marca ha logrado mover en 2020 un total de 22 millones de envíos en España y 50 sumando los de Portugal, lo que supone un ascenso del 67%.

Durante los tres meses de máxima actividad comercial en el mercado ibérico, que se inician cada año con el Black Friday, ha gestionado 12 millones de envíos.

Adaptación al Covid-19

A pesar de que nada hacía presagiar en febrero, cuando se presentó en sociedad, que la crisis sanitaria llevaría a un estado de confinamiento absoluto en el que se dispararía el e-commerce, el operador ya contaba con un plan estratégico que le ha permitido adaptarse a la demanda.

En ese momento, puso en marcha un plan de seguridad que le permitió continuar con la actividad y activó un plan de entregas y recogidas de cero contacto, todavía vigente, para garantizar la seguridad de conductores, repartidores y destinatarios.

Durante el tercer trimestre, comenzó a implantar también sistemas y maquinaria de última generación, llegando su capacidad de clasificación a los 30.000 paquetes por hora.

Además, equipó en tiempo récord a toda su red de reparto con más de 1.500 nuevas PDAs, lo que se completó con un software a medida para optimizar los procesos de última milla y mejorar los ratios de entrega.  También reforzó su ‘contact center‘ con una solución tecnológica omnicanal.

Por otro lado, la apertura de nuevos enclaves y la automatización de instalaciones han sido fundamentales en su estrategia de negocio. Durante estos últimos meses, ha inaugurado instalaciones automatizadas en Barcelona y Valencia y ha dotado de mecanización a su centro de Murcia y su central de Madrid.