La plataforma francesa de logística bajo demanda Cubyn se ha instalado en un almacén de 10.000 m² en Torrejón de Ardoz, que se convertirá en punta de lanza de su nuevo modelo logístico en Europa.

Tras captar 35 millones en una ronda de inversión en marzo, estableció sus oficinas en Barcelona, y ahora contratará a unas 200 personas para conseguir lograr en su centro de la capital el objetivo de un millón de paquetes enviados antes de final de 2021.

La empresa ha desarrollado un sistema que se integra rápidamente con cualquier tienda ‘on-line’ o ‘marketplace’. El vendedor solo tiene que enviar sus productos al almacén, y una vez se realicen compras, el logaritmo CarrierPredict encontrará al transportista más adecuado según la distancia, o el tiempo entre la compra y la recogida.

En caso de que el cliente final tenga algún problema, Cubyn es capaz de realizar una inspección para comprobar el estado del producto y devolverlo al stock para volver a ponerlo a la venta.

Para aquellos vendedores especializados en productos especialmente frágiles o de gran valor, se ha preparado una zona del almacén central, que contará con más vigilancia y personal más cualificado, que pueda controlar que los productos no sufran ningún deterioro en el almacenamiento, transporte o entrega.

Los vendedores solo pagan un precio fijo por el almacenamiento del producto, pero se benefician de un precio todo incluido por paquete enviado. El sistema resulta especialmente interesante para los vendedores de fuera de Europa que quieren empezar a vender en estos países.

La compañía, fundada en París en 2014, implantará próximamente su servicio de entrega rápida en Alemania, Italia y Reino Unido, con la intención de mantener su ratio actual de entrega en el mismo día, que prácticamente llega al 100%.