Locomotora de Renfe Mercancías en la estación de Alsasua

A pocas semanas para que se inicie el proceso de liberalización ferroviaria aprobado por el Gobierno, el próximo 31 de julio, Renfe Operadora ya tiene todo listo para dividir la compañía en cuatro sociedades independientes a finales de este mes de junio.

Así lo ha confirmado el presiente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, durante un desayuno informativo con la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) donde aseguró que el proceso de división es un “requisito imprescindible” para la puesta en marcha del proceso de apertura del sector al mercado.

Como ya es público y se ha indicado en numerosos ocasiones, de las cuatro nuevas empresas ferroviarias una gestionará el transporte de viajeros, otra el de mercancías, una tercera el mantenimiento de infraestructuras y la última el alquiler de material rodante al resto de operadores.

Una de las claves del proceso de liberalización del mercado tiene que ver con la forma que adopte la sociedad alquiladora de material. Gómez-Pomar no se muestra partidario de que dicho ente no adquiera el 100% de los trenes, vagones y otro material rodante de Renfe y se lo alquile luego a la unidad de transporte de viajeros, como pasaría con el resto de operadores. “Hay material más que excedentario para ponerlo en alquiler, tanto en el caso del AVE como en ancho ibérico”, subrayó.  No obstante, “será el Gobierno quien decida”, recordó.

De cumplirse los planteamientos de Gómez-Pomar, Renfe partirá con una seria ventaja comparativa respecto al resto de compañías que quieran entrar en el mercado. A ello se añade el hecho de que para poder competir hará falta disponer de un título habilitante expedido por el ministerio de Fomento. Renfe será la única compañía que contará con dicha licencia desde el mismo momento en que se abra el proceso, según ha avanzado Fomento.

Además, el ministerio que dirige Ana Pastor también ha recordado en diferente ocasiones que el proceso de liberalización se hará por partes, abriendo paulatinamente al mercado los diferentes ámbitos y líneas ferroviarias que hasta ahora han sido exclusividad de Renfe.

Reducción de frecuencias

El presidente de Renfe hizo balance también de los resultados del plan de eficiencia puesto en marcha en la red de ferrocarriles. Hasta el momento se ha saldado con la reducción de unas 500 frecuencias, de un total de 3.500, que alterará los horarios de unos 900.000 usuarios y supondrá un ahorro este año de 15 millones de euros, que a medio plazo podría llegar a los 50 millones.