Cummins e Iberdrola tienen previsto instalar este mismo año en Guadalajara una planta de producción de hidrógeno verde, con el fin de dar inicio de la producción en serie de hidrógeno verde en el verano de 2023.

En concreto, se trata de un proyecto para la fabricación de electrolizadores, que llegue a producir 500MW/año y que implique la creación en la zona 350 empleos, con una inversión inicial de 60 millones de euros, enmarcada dentro de la estrategia para conseguir que España se convierta en uno de los principales polos industriales de esta tecnología en Europa.

El Gobierno estima que el hidrógeno renovable es una pieza clave para la descarbonización y un vector energético complementario al proceso de electrificación, por lo que el Plan de Recuperación incluye un apartado concreto centrado en el hidrógeno verde, que se dotará con 1.555 millones de euros durante los próximos tres años, con la intención de estimular a los inversores para movilizar hasta 8.900 millones de euros de aquí a 2030, con apoyo del sector público.

En esta misma línea, el Ejecutivo también ha puesto en marcha la Hoja de Ruta del Hidrógeno, para conseguir que el país se sitúe en la Unión Europea como un actor clave del hidrógeno renovable.