El uso de las nuevas baterías conlleva un importante ahorro de energía.

El uso de las nuevas baterías conlleva un importante ahorro de energía.

Las baterías de iones de litio aportan numerosas ventajas en el uso de equipos de manutencion en el ámbito del almacenaje, debido a su durabilidad y menor tiempo de carga, lo que permite una mayor flexibilidad a la hora de usar los equipos, sin la necesidad de reservar áreas especiales para ello.

Dachser, con una flota total de 6.000 transpaletas en uso, ha fijado 2022 como fecha para el reemplazo de las baterías convencionales de plomo por esta nueva tecnología, que implica un ahorro de costes de mantenimiento.

Para entonces, se reemplazarán de manera progresiva las baterías en todas las delegaciones de transporte terrestre en Europa. De momento, la iniciativa se ha llevado a cabo con éxito en dos delegaciones de Alemania, donde continuará próximamente su implementación, junto con la puesta en marcha de la infraestructura eléctrica necesaria.

Este proyecto también tiene un elevado impacto en la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, puesto que las baterías convencionales, que deben ser reemplazadas después de unos 1.200 ciclos de carga, están fabricadas en plomo, un metal pesado muy tóxico.

El uso de las nuevas baterías, por su parte, conlleva un ahorro de energía y evita la emisión a la atmósfera de 9.600.000 kg de CO2 al año. En la región ibérica, Dachser ha reemplazado ya el 5% de las baterías de sus transpaletas, principalmente en las delegaciones de Alicante y Valencia.