A partir de enero de 2019, de acuerdo con la normativa europea, será obligatorio que los camiones Euro 6 nuevos de 16 toneladas salgan de la fábrica con una declaración de emisiones de CO2, que se generará mediante la herramienta Vecto. Esto permitirá a los transportistas comparar fácilmente los resultados de diferentes modelos e incluso fabricantes.

A partir del último trimestre de 2018, DAF comenzará a publicar los valores certificados de su declaración de CO2 en el documento de confirmación del pedido y en la fase de elaboración del presupuesto, de modo que el concesionario pueda informar con antelación a los clientes.

Los valores se calcularán para una combinación de tractor y semirremolque o camión profesional con caja normal, utilizando rutas estándar. El fabricante ha desarrollado la herramienta de configuración de vehículos Topec para poder ofrecer datos concretos para cada unidad, incluyendo superestrectucturas o semirremolques específicos.

El objetivo de esta iniciativa, integrada en el programa ‘Transport Efficiency‘, es que los vendedores puedan especificar al cliente cuál es el mejor camión para cada trabajo, atendiendo al mismo tiempo a su nivel de sostenibilidad.

Las emisiones de CO2 están directamente relacionadas con el consumo de combustible, uno de los principales factores que determina la compra de un vehículo industrial, si bien en el caso de DAF, los nuevos CF y XF garantizan una reducción del 7% y, por tanto, una importante disminución de las emisiones de CO2.

El grupo también utiliza ya en algunos modelos combustibles alternativos, como el HVO, que ofrecen un nivel de emisiones hasta un 80% más bajo. Además, desarrolla trenes de potencia híbridos y eléctricos sostenibles y alternativos para reducir aún más las emisiones en el sector del transporte ferroviario.