En tiempos de escasez de conductores, la empresa que cuenta con profesionales dedicados y exigentes tiene un tesoro que le permite competir con ventaja en un mercado cada vez más exigente.

En este marco, DAF ha reunido a 18 chóferes, entre los que se encuentran el español Enrique Sánchez, de Transfrigo Sánchez Parrondo, y el portugués Marco Paulo Mascarenhas Salgueiral, de Calbrita Transportes, llegados de todo el continente en Luxemburgo para dilucidar quién se hace con el DAF Driver Challenge.

El camino hacia la final del DAF Driver Challenge comenzó a principios de este año y tras 30 pruebas nacionales quedaron 18 finalistas que han competido por el triunfo final en el campo de pruebas de Goodyear en Luxemburgo, bajo la supervisión de la compañía de inspección de vehículos Dekra.

Esta competición busca elegir a aquel conductor que sea capaz de sacar el verdadero potencial de su vehículo con una conducción profesional adaptada a las necesidades del circuito.