El LF Electric es el último producto de DAF, que sigue consolidando su experiencia con la tecnología eléctrica de la cadena cinemática. En este caso, se trata de un camión rígido de distribución completamente eléctrico de 19 toneladas, especialmente pensado para repartos urbanos.

Puede alcanzar una autonomía de al menos 280 kilómetros ultrasilenciosos con cero emisiones, más que suficientes para cubrir las necesidades de los operadores. Además, se puede elegir entre las opciones de 5,3 o 5,85 metros de distancia entre ejes, con una carga útil de 11.700 kg.

El motor suministra 250 kW de potencia nominal (370 kW pico) y un par de 1200 Nm (3700 Nm pico), con un paquete de baterías de litio-ferrofosfato, que cuentan con una capacidad bruta de 282 kWh y una garantía de seis años.

Estas baterías de última generación no contienen cobalto ni magnesio por razones de sostenibilidad. Además, están mejor dispuestas e interconectadas, con lo que se consigue una mayor densidad de energía por litro, garantizando su composición química la máxima seguridad térmica.

Sistema de carga combinado 

El camión cuenta con un sistema de carga combinado, que permite cargarlo desde la red eléctrica normal. Con la carga lenta (400 V CA, 22 kW, trifásica), es posible cargar la batería del 20% al 80% en 6,5 horas, aunque para cargarlo por completo se necesitan unas 12 horas.

Si se cuenta con un equipo específico, con la carga rápida (650 V CC, 150 kW) solamente se tardarán 60 minutos en cargar las baterías del 20% al 80% o dos horas para cargarlas por completo.

Además, el LF Electric dispone como opción de una toma de fuerza electrónica de 400 V para la alimentación de equipos auxiliares, para no tener que emplear generadores independientes y garantizar una distribución de cero emisiones.

Al igual que todos los LF, ofrece un acceso fácil, una excelente visibilidad y comodidad, y el radio de giro más estrecho del sector, lo que favorece una buena maniobrabilidad.  Desarrollado en estrecha colaboración con Dana, el vehículo entrará en fase de producción en mayo de 2021 en las instalaciones de Leyland Trucks en Reino Unido.