Los fabricantes de automóviles se están moviendo hacia la electricidad como una de las principales fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles, sobre todo en trayectos medios, donde ya es totalmente factible el uso de baterías adecuadas.

En este sentido, Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation ha presentado esta semana el nuevo E-FUSO Vision One, un vehículo rígido con una carga útil de 11 toneladas, solo dos por debajo de su equivalente diésel, y que, equipado con baterías de 300 Kw, puede llegar a ofrecer una autonomía de hasta 350 kilómetros.

Este diseño tiene aplicación para la distribución regional. El fabricante considera que podría introducirse en menos de cuatro años en los mercados europeos y Japón, donde la presión de los clientes, el desarrollo de infraestructuras adecuadas y los marcos regulatorios restrictivos hacen que el mercado esté más maduro para la llegada de este nuevo vehículo.

A este respecto, Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation ha anunciado que en los próximos años todos sus modelos de vehículos industriales y buses tendrán una versión eléctrica.

El fabricante ya cuenta en producción con el eCanter, un vehículo eléctrico de 7,5 toneladas de MMA con una autonomía de entre 100 y 120 kilómetros, cuyas primeras unidades ya han sido entregadas a clientes japoneses como Seven Eleven o Yamato, y norteamericanos como UPS y tres ONGs de Nueva York.