El Grupo Daimler ha habilitado una nueva zona para la recarga de vehículos comerciales e industriales eléctricos en su sede de Stuttgart, en Alemania, situada en la zona de Untertürkheim. Tanto los empleados de Daimler Trucks como los de Mercedes-Benz Vans podrán utilizar las nuevas estaciones para la recarga de sus diferentes modelos de prueba.

Esto supone un nuevo paso en la estrategia de electrificación y actividades corporativas conectadas del fabricante, que contará con puntos de recarga con una capacidad total de un megawatio, distribuidos entre dos estaciones para la carga rápida de 300 kilovatios cada una para camiones y otras tres de 150 kilovatios cada una para furgonetas.

Una vez que el vehículo se conecte a la estación apropiada, se iniciará el proceso de recarga a través de un chip con el que el punto de recarga reconoce automáticamente al camión o furgoneta correspondiente. Además, están equipadas con todas las variantes de enchufes que puede incorporar una unidad de este tipo.