El Grupo E-Mobility de Daimler Truck & Buses está trabajando en el desarrollo de una infraestructura de recarga para camiones eléctricos, empezando por las  bases de sus clientes. Los primeros pilotos ya se han puesto en marcha en Estados Unidos y Europa, aunque la iniciativa ‘eTruck Charging’ se extenderá pronto hacia Japón.

El fabricante se ha apoyado en sus clientes y en operadores de la red eléctrica, proveedores energéticos, fabricantes del hardware de recarga y proveedores de software. A todos ellos les preocupan especialmente aspectos como la gestión optimizada de la carga de la red eléctrica y el suministro sostenible de electricidad.

Cuanto antes sepan los proveedores energéticos y operadores de la red eléctrica los requisitos de los clientes a nivel de infraestructuras, más rápido podrán construirse. El objetivo en este sentido es el desarrollo de estándares para cubrir los perfiles de carga comunes y reducir el tiempo de planificación, dado que hasta ahora se ha trabajado en este tipo de proyectos a nivel individual. 

Además, los modelos estandarizados permiten acelerar los procedimientos de aprobación por parte de los operadores de red, reduciéndose los costes. La iniciativa también abordará una mejora en el diseño de las interfaces entre la infraestructura de carga, el vehículo y la red, así como las posibilidades de controlar la carga y garantizar un suministro de electricidad sostenible.

Puntos de recarga en las rutas

En la actualidad, la infraestructura ya cubre el uso de camiones eléctricos para distribución urbana y puede adaptarse para los procesos de los proveedores logísticos. Sin embargo, en el futuro será necesario contar con puntos de recarga en las principales rutas para maximizar la capacidad operativa de los vehículos. 

En el caso de los depósitos, la infraestructura se ha diseñado a medida de las necesidades y procedimientos de cada proveedor logístico. El uso de una red de recarga propia ofrece numerosas ventajas en términos del coste total de propiedad, al no estar involucrado otro operador y poder fijar cada compañía sus propias especificaciones sobre los procedimientos de recarga.

Este sistema es adecuado para áreas urbanas, pues las rutas pueden planificarse con tiempo y los vehículos cargarse de noche o en las paradas habituales. No obstante, el desarrollo de nuevos sistemas de recarga permitirá ampliar el número de aplicaciones y aumentar el radio de acción de las empresas.