El aumento de volúmenes con que se ha cerrado el ejercicio de 2012 en todos sus productos, ha estado por encima de la media del mercado, de tal forma que los ingresos netos en 2012 han sido de a 2.497 millones de euros, frente a los 2.100 millones de euros de 2011, mientras que el beneficio bruto ha aumentado en un 7% en 2012, hasta los 616 millones de euros.

A pesar de las difíciles condiciones del mercado, todos los productos siguen creciendo orgánicamente más rápido que el mercado. Además se han llevado a cabo una serie de cambios estratégicos, «lo que ha enmascarado la marcha subyacente real de nuestro negocio, que es mejor de lo que muestran los resultados, y eso también nos ayuda a enfrentarnos al año 2013 con mucha confianza«, apunta Rolf Habben-Jansen, CEO de Damco.

En este sentido, el volumen de embarques marítimos de Damco ha crecido un 6% con respecto a 2011, mientras que el tonelaje de carga aérea casi se duplicó, registrando un crecimiento durante el año pasado del 91%. Este rápido crecimiento se ha debido parcialmente al efecto sobre todo el año de la adquisición de NTS, un transitario con base en China, en agosto de 2011. No obstante, excluyendo ese efecto, el crecimiento de Damco en transporte aéreo ha crecido con porcentajes de dos dígitos.

En cuanto a los volúmenes de gestión de cadena de suministro, han recuperado su evolución positiva, terminando el año 2012 un 5% por encima de los del año anterior.

En este contexto de crecimiento de los volúmenes de mercancía movida, ha habido otros factores, como el empeoramiento de las condiciones del mercado así como los costes de implementación relacionados con nuevos negocios, la reestructuración de la organización en Europa y el coste asociado al traslado de la oficina central, que han reducido el margen de rentabilidad por unidad, con un impacto negativo en los resultados de Damco en 2012, de forma que el EBIT en 2012 fue de 93 millones de USD.