El pasado 21 de julio, Marítima Dávila, en su condición de accionista único, dio el visto bueno a la absorción de tres compañías del grupo empresarial por Dávila Agencias y Servicios Portuarios.

De esta manera, esta empresa pasa a integrar en su seno Marítima Dávila Barcelona, Marítima Dávila Valencia y Marítima Cádiz.

Además, la operación implica que las sociedades absorbidas se extinguirán vía disolución sin liquidación y transmitirán en bloque todo su patrimonio a favor de Dávila Agencias y Servicios Portuarios que, a su vez, adquirirá, por sucesión universal, todos sus derechos y obligaciones.

Todo estos movimientos se producen de conformidad con el proyecto común de fusión, redactado y suscrito por los órganos de administración de las empresas intervinientes el 30 de junio de este mismo ejercicio.

Así mismo, los balances tomados como base para la fusión se corresponden con los balances de las cuatro sociedades que participan en el movimiento empresarial cerrados a 31 de diciembre de 2019, con lo que, en consecuencia, las operaciones de las tres empresas absorbidas se entenderán realizadas a efectos contables por Dávila Agencias y Servicios Portuarios desde el pasado 1 de enero.

En su conjunto, el Grupo Dávila está integrado por un total de diez empresas que tienen actividad en diferentes sectores y que cuentan con 50 oficinas en todo el mundo.