tren-de-db-cargo

El operador está trabajando para que sus vagones sean sostenibles y emitan menos ruido.

DB Cargo continúa con sus planes de digitalizar su flota de vagones. Para 2020, cada uno de los 70.000 con los que cuenta en Alemania estarán equipados con modernos sensores y sistemas telemáticos.

Unos 19.000 serán modificados a lo largo de 2018, quedando otros 50.000 pendientes de estas actualizaciones. Además, otros 1.000 ya han sido equipados con esta tecnología inteligente. A esto se suma la inversión de decenas de millones de euros en esta clase de avances que realizará el operador ferroviario hasta el año 2020 para modernizar su flota.

Los nuevos vagones disponen de GPS para facilitar el seguimiento de cada unidad y el cálculo estimado de su hora de llegada, así como sensores que proporcionan información sobre si el vagón está lleno o vacío, los niveles de humedad o la temperatura, o incluso sobre factores mecánicos, como golpes que ocurran durante las maniobras.

Esta información resulta clave para asegurar la efectividad de la cadena de suministro y la llegada del producto a destino en perfectas condiciones, adecuándose a las exigencias de los clientes, que esperan una calidad de servicio cada vez mayor. Quieren conocer, en tiempo real, dónde está su carga, cuándo llegará y en qué condiciones.

En este contexto, el operador está trabajando para hacer que sus vagones sean más sostenibles y emitan menos ruidos, de modo que puedan captar cada vez más tráficos para el ferrocarril.

Para 2020, todo el material rodante que opere en Alemania, sea propio o alquilado, será más silencioso, ya que contarán con frenos menos ruidosos. De la flota propia de DB Cargo, ya se han introducido las mejoras en dos tercios de estas unidades y en 2018 está previsto llevar a cabo el proceso en casi 11.000 unidades.