DB Schenker

Los equipos se han utilizado como ayuda en la selección de pedidos.

DB Schenker ha empezado a probar en Alemania el uso de exoesqueletos en actividades de almacén, con el fin de facilitar a los operarios el transporte y elevación de fuertes cargas.

Estos dispositivos tecnológicos son estructuras de soporte electromecánicas que se transportan con el cuerpo y que están diseñadas para apoyar al personal durante los movimientos de elevación y rotación de cargas, para proteger las vértebras lumbares y los músculos de la espalda.

La multinacional alemana decidió aplicar este proyecto para la selección de pedidos y la secuencia de paquetes de hasta 15 kilos, actividad en la que los empleados equipados con un exoesqueleto retiran los paquetes de las estanterías de almacenamiento para colocarlos en palets con el apoyo del dispositivo.

Incluso en almacenes altamente automatizados, los empleados siguen siendo indispensables para muchas actividades, toda vez que la extracción de mercancía es aún demasiado compleja y, en este sentido, el uso de exoesqueletos permite aunar la fuerza de la máquina con la competencia motora humana, proporcionando la solución perfecta.

Esta experiencia se inserta en la apuesta de DB Schenker por la digitalización y el uso de tecnología de vanguardia para lograr una logística más eficiente y adaptada a la evolución de la industria.