kamag-db-schenker_vehiculo-autonomo

La unidad ha sido diseñada para su empleo en campas cerradas.

La conducción autónoma parece cada día más cerca. Poco a poco van dándose nuevos pasos que contribuyen a afianzar esta tecnología destinada a convertirse en un estándar para el transporte terrestre de mercancías en pocas décadas.

Entre las últimas innovaciones en este campo, DB Schenker ha empezado a probar en condiciones reales de trabajo un camión autónomo Kamag en su plataforma logística de la localidad alemana de Nuremberg.

Este vehículo, diseñado exclusivamente para su uso en campas cerradas y no en la vía pública, se utiliza para el transporte de plataformas y servirá para analizar el impacto de la integración de los sistemas de conducción autónoma sobre la cadena de transporte del operador logístico germano.

La unidad, fabricada sobre una plataforma de las que Kamag fabrica de serie, cuenta con sensores que controlan el perímetro del vehículo en todo momento con el fin de facilitar su movimiento por las instalaciones y que sirven para pararlo completamente si detecta algún obstáculo imprevisto.

DB Schenker estima que estos sistemas pueden ayudar a maximizar la ratio coste-beneficio en las operaciones logísticas y a cubrir los servicios que no pueden realizar los conductores. Así mismo, el operador afirma que esta unidad reduce las emisiones contaminantes y el ruido, al tiempo que puede contribuir a aliviar la falta de personal que afecta al sector logístico y de transporte.