En logística, el tiempo y el espacio son los bienes más preciados. Por lo que respecta a la primera variable, gran parte de las innovaciones que vienen produciéndose en los últimos tiempos están relacionadas con equipos que ayudan a reducir el tiempo que emplean los trabajadores del sector en sus tareas más complejas y críticas.

Una de estas innovaciones está relacionada con las labores de picking en almacén. Para reducir el tiempo y los errores en la recogida de productos en los estantes, DB Schenker ha empezado a utilizar en un almacén dedicado a la logística de automoción en la localidad alemana de Eching, cerca de Munich, un guante equipado con un escáner en el dorso de la mano.

Gracias a este dispositivo denominado ProGlove, que los operarios accionan juntando los dedos pulgar e índice, el trabajador recibe señales ópticas, auditivas y táctiles que le indican la ubicación de una referencia o las unidades que debe recoger en cada momento, a través de una conexión con otro dispositivo móvil, como una tablet.

De este modo, al contar con las dos manos libres y evitar tener que buscar en repetidas en ocasiones los escáneres, el tiempo de los procesos de picking puede reducirse en torno a un 40%.