DB Schenker ha incorporado a su plataforma de Zaragoza dos nuevas plantas de 700 m² dedicadas a servicios generales y oficinas y 4.000 m² operativos para realizar las operaciones de cross-docking.

De este modo, las instalaciones, inauguradas en 2009 con el objetivo de potenciar sus divisiones terrestre, marítima y aérea, suman una superficie total de 12.000 m² y cuentan con 54 muelles para camiones.

Estas nuevas inversiones son consecuencia del crecimiento experimentado por esta plaza, que ha incrementado su facturación un 24% respecto a 2018 y ha aumentado su plantilla hasta alcanzar los 50 trabajadores en enero de 2020, con lo que consolida su tendencia de crecimiento de los últimos años.

El operador logístico alemán considera que Zaragoza se ha consolidado como un punto clave de exportaciones y puerta de negocio para grandes operaciones, que, además, dispone de destacadas conexiones con los centros de producción y consumo más relevantes de Europa.

La terminal de la compañía en la capital maña desarrolla actividad a nivel nacional, aprovechando su posición como nudo de comunicaciones entre las zonas más pobladas del país, e internacional.

Para ello se apoya en servicios propios y directos con toda España y Europa, en combinación Barcelona, Madrid e Irún, dando cobertura en sectores como el automovilístico, menaje o textil, así como para la industria aragonesa, entre otros.