Desde el pasado 1 de noviembre, Delta ha empezado a programar nuevos vuelos de carga entre Estados Unidos, Europa y la India para satisfacer las demandas actuales de los clientes.

Así, opera vuelos diarios entre Nueva York y Madrid con un Boeing 767-400, para proporcionar a los clientes mayor capacidad para el envío de artículos textiles y de moda a Estados Unidos antes de la temporada navideña. A su vez, predominan los envíos de repuestos de automoción y carga general desde EEUU a España.

La compañía también opera un vuelo de carga tres veces por semana entre Nueva York y Dublín con un Airbus A330-300, así como vuelos de carga entre Nueva York y Atlanta con Mumbai, a través de Frankfurt, con un Airbus A330-200/300.

En estos vuelos se transportan principalmente productos farmacéuticos esenciales y vacunas, así como suministros médicos y carga general, permitiendo el mantenimiento de las cadenas de valor esenciales.

Con motivo de la pandemia, se han operado un total de 1.600 vuelos chárter de carga desde febrero, realizando en la actualidad más de 20 en todo el mundo cada semana, para el transporte de equipos médicos, material de producción, productos farmacéuticos, correo de EEUU, suministros de oficina y alimentos.

Además, el operador ha decidido ahora aumentar estratégicamente la capacidad de carga en España, Irlanda y Alemania para apoyar el paulatino crecimiento de los tráficos, ajustándose a las restricciones de viaje existentes en Europa.