Los transitarios de Madrid buscan mejorar la práctica diaria en las aduanas.

Tras la denuncia se abre el período de negociación para otro nuevo convenio.

Comisiones Obreras y UGT han denunciado el último convenio colectivo para las empresas transitarias de la Comunidad de Madrid.

El acuerdo laboral, que fue suscrito entre ambos sindicatos y Ateia el pasado mes de marzo y publicado oficialmente en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid a mediados de junio, tenía una vigencia de un año, aunque contemplaba su prórroga tácita, algo que se rompe ahora con la denuncia del convenio.

De igual modo, el convenio también preveía la posibilidad de que tanto los representantes sindicales como los de las empresas del sector pudieran denunciarlo con un margen de un mes antes de su finalización, algo que Comisiones Obreras y UGT han cumplido.

Ahora se abre un período de conversaciones para que ambas partes se sienten a negociar un nuevo convenio colectivo, aunque, en tanto no se cuente con un nuevo instrumento legal regulador de las condiciones laborales para el sector de transitarios de Madrid, se mantiene en vigor el contenido normativo y obligacional del presente convenio.

Así mismo, queda pendiente, a la espera de que termine el ejercicio, el abono de la diferencia entre la inflación que se registre este 2018, y que hasta octubre se coloca en el 2,3%, y el 1,9% pactado como subida en el convenio colectivo en vigor para este mismo año aplicable a los conceptos económicos del acuerdo, así como al plus cantidad consolidada y al plus antigüedad consolidada.