La unidad de Investigación de los Mossos d’Esquadra de Tarragona ha desarticulado un supuesto grupo criminal dedicado a robar en las instalaciones de diversas empresas catalanas del sector logístico.

En la operación se han detenido a tres personas a los que se les acusa de presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal,  robo con violencia, robo con fuerza y hurto.

La investigación policial comenzó en noviembre del año 2020 del año pasado, a raíz de un robo con fuerza en una empresa del Polígono Industrial Ríu Clar de Tarragona cometido por cuatro individuos que llegaron al lugar con una furgoneta, forzaron la puerta de la nave y sustrajeron un palet con material electrónico valorado en casi 4.500 euros.

Posteriormente, el cuerpo de seguridad catalán detectó un aumento de hurtos en la zona, principalmente a empresas de mensajería con almacenes con mucha paquetería, a las que se realizaban hurtos que seguían un mismo patrón.

Los investigados elegían empresas donde el volumen de trabajo fuera alto y con los almacenes con las puertas abiertas durante el turno de trabajo.

Entonces, mediante furgonetas con características y distintivos idénticos a las que usan los trabajadores de cada instalación, accedían a las naves vestidos con ropa de trabajo y se hacían pasar por repartidores.

Con este mismo modus operandi, los Mossos d’Esquadra pudieron relacionar el grupo criminal con hasta doce hurtos, la mitad en Tarragona y el resto en Reus, Constantí, Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Tàrrega y Roda de Ter.

Además, al grupo también se le investiga por un robo con violencia en Hospitalet de Llobregat, cuando fueron sorprendidos por los trabajadores de la plataforma y estuvieron a punto de atropellar a algunos de ellos en su huída.