La Policía Nacional ha desarticulado, mediante la operación ‘Tonel’, un grupo criminal en Madrid que se dedicaba al robo de camiones y sus mercancías por todo el territorio nacional.

En total, según informa Europa Press, han sido siete personas, y se calcula que la cantidad de género sustraído asciende a más 900.000 euros.

Este grupo utilizaba un modus operandi propio de los loneros para hacerse con cargas que fuesen fáciles de vender, como lotes de marcas de refrescos, material informático, materiales de limpieza y pequeñas herramientas.

Sin embargo, en el último de sus robos, que concluyó con su detención, el camión sustraido en el País Vasco contenía una carga de motores nuevos para coches valorada en aproximadamente 550.000 euros, que ha sido localizado en el interior de una nave industrial en un polígono industrial del sur de Madrid.

Una vez localizada la carga de interés para los supuestos delicuentes, procedían a ‘catar’ con cortes en las lonas de los semis para comprobabar su carga y decidir su forzabana la cerradura de la cabina y la llave de contacto.

A continuación se trasladaba el camión y su carga a Madrid con la escolta de diversos vehículos para evitar controles policiales, para descargar el material robado, generalmente una nave industrial en el Polígono de Rivas-Vaciamadrid, y posteriormente abandonar el conjunto en zonas alejadas.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px