Más de tres meses y medio después de la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (España Puede), guía para la ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023 y movilizará en los próximos tres años el 50% de los recursos con los que cuenta España gracias al instrumento Next Generation EU, el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, ha avanzado las líneas maestras  «en sus componentes relacionadas con el transporte«, en una reunión mantenida con los principales actores del sector del transporte o relacionados con los objetivos finales del plan.

La reunión, en la que ha participado también el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón, y la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, ha consistido en una introducción y revisión del estado actual de las propuestas en materia de transporte previstas en el documento de un total de 58 páginas, presentado en octubre.

El Transporte en el ‘Plan RTR’

Los cuatro ejes prioritarios identificados en el documento, sobre los que se sustenta el Plan, son la transición ecológica, la transformación digital, la cohesión territorial y social, y la igualdad de género, que a su vez se estructuran en torno a «diez políticas tractoras» que van a incidir directamente en «aquellos sectores productivos con mayor capacidad de transformación del tejido económico y social».

En las 58 páginas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el «transporte» se cita en seis ocasiones. En la primera, para identificarlo como uno de los ámbitos más afectados, junto con el turismo y la automoción. Los «corredores de transporte europeos», aparecen como uno de los programas de carácter europeos sobre los que se quiere aumentar significativamente la inversión pública, por su efecto multiplicador.

Los insuficientes servicios de transporte, ante la realidad del saldo demográfico negativo, el transporte público y las infraestructuras de transporte «como elementos esenciales para el desarrollo de los territorios», junto con la identificación del transporte como uno de los sectores esenciales «en los que España está bien posicionada», además de telecomunicaciones, construcción, automoción, agua, residuos, energías renovables, ‘electrónica de potencia’, etc, cierran el total de las citas, recogidas en el documento presentado en octubre.

Se busca ahora, que el sector pueda aportar al Ministerio sus observaciones y propuestas, que ayudarán a perfilar el contenido final del mismo y lograr así la consecución de los objetivos marcados.