horto fruticola puertos import export

El peor escenario sería que tras el Brexit, las exportaciones desde España quedaran sometidas a las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

La exportación española de frutas y hortalizas frescas hacia Reino Unido ha retrocedido un 2% en volumen y en valor hasta octubre de 2017, totalizando 1,18 millones de toneladas y 1.384 millones de euros, según los últimos datos del Ministerio de Economía, recogidos por Fepex.

En el comercio hortofrutícola entre ambos países existe actualmente una fuerte interdependencia. Tanto es así que el mercado británico constituye el tercer mercado de exportación para España, tras Alemania y Francia.

De igual modo, España es el principal proveedor para el Reino Unido. Las importaciones de Reino Unido se han incrementado un 3% entre enero y septiembre de 2017, con 4,8 millones de toneladas, de los que 2,6 millones proceden de la Unión Europea, con un crecimiento también del 3%.

En valor, las importaciones inglesas han totalizado 5.483 millones de euros, lo que implica un retroceso del 1%. De ellas, 3.007 millones de euros corresponden a los países comunitarios, según datos de la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat.

La importancia del mercado británico para el sector español hortofrutícola está generando un gran interés en torno a las negociaciones para la salida de Reino Unido de la Unión Europea en marzo de 2019. De hecho, en enero de 2018 está previsto que se inicie la segunda fase de las negociaciones, en lsa que se debatirá futura relación comercial entre ambas partes.

Para Fepex, el peor escenario sería que tras el Brexit, las exportaciones de frutas y hortalizas de España a Reino Unido quedaran sometidas a las reglas de la Organización Mundial de Comercio, lo que supondría otorgar ventajas comerciales a la competencia de terceros países.