El Grupo Daimler, en su balance del ejercicio de 2016, ha registrado un descenso del 17% en las ventas de la división de camiones en 2016, debido a un debilitamiento de las condiciones del mercado en la región NAFTA, Oriente Medio, Turquía y Latinoamérica. En total, se han vendido 415.100 unidades, una cantidad bastante inferior a las 502.500 de 2015.

Los ingresos han caído desde los 37.600 millones de euros a los 33.200 millones, mientras que el EBIT se ha situado en los 1.948 millones, muy por debajo de los 2.576 millones de 2015. En cuanto al retorno en las ventas, ha retrocedido hasta el 5,9% frente al 6,9% del año anterior.

El fabricante espera que en 2017 la demanda de camiones medios y pesados se mantenga en niveles similares a los del último año, aunque en los vehículos de las clases 6 y 8, se reducirá aproximadamente un 5% tras el acusado descenso de 2016.

En la Unión Europea, este mercado ha despuntado ligeramente en algunos momentos del año, pero se espera que las ventas disminuyan ligeramente en 2017 debido a las condiciones del entorno económico. En cambio, el mercado chino debería mantenerse estable, atendiendo al fuerte crecimiento de 2016.

La división centrará su inversión el próximo año en la nueva generación de la Sprinter.

En lo que respecta a sus objetivos futuros, el grupo se centrará en diversas áreas estratégicas como la conectividad, la conducción autónoma, los servicios flexibles y compartidos y los motores eléctricos.

Crecimiento del 12% en Mercedes-Benz Vans

Por su parte, el segmento de furgonetas de Mercedes-Benz, ha vendido 359.100 unidades, lo que supone un crecimiento del 12%. Ha obtenido unos ingresos de 12.800 millones de euros, por encima de los 11.500 millones de 2015.

De cara a 2017, se espera un ligero crecimiento en la demanda de furgonetas de todos los tamaños en la Unión Europea, principalmente en Alemania y otros mercados europeos destacados.

El fabricante anticipa unas ventas totales similares a las de 2016, con niveles estables en Europa, Norteamérica y Japón, impulsados por un fuerte segundo semestre. La división centrará su inversión el próximo año en la nueva generación de la Sprinter.

Por último, conviene destacar que el número de empleados de Daimler, que asciende a 282.488, se ha mantenido prácticamente estable respecto a 2015, cuando el fabricante contaba con 284.015 trabajadores.