Las exportaciones de frutas y hortalizas frescas a los países europeos extracomunitarios han retrocedido un 16% en el primer semestre de 2016, hasta las 160.214 tn, registrando un valor de 208 millones de euros, lo que supone una caída del 5% respecto al año anterior.

En este grupo de países destaca Rusia, donde continúa el veto a las importaciones comunitarias de frutas y hortalizas, manteniendo por tanto su nivel de importación en cero toneladas, como en 2015.

Por su parte, Noruega también registra resultados negativos. En este caso, se trata de una disminución del 20% en el volumen, hasta las 42.443 tn. En Suiza, con 92.790 tn, la importación cae un 4%, mientras que en Bielorrusia, con 6.079 tn, el retroceso es del 44%, y en Ucrania con 2.728 tn, llega al 51%.

En el mismo periodo, las exportaciones a la Unión Europea han totalizado 6.383.864 tn, un 3% menos que el año anterior. Sin embargo, el valor ha crecido un 6% hasta los 6.665 millones de euros.

Para Fepex, el comportamiento negativo de la exportación a los países extracomunitarios se debe, principalmente, a la fuerte competencia tanto de otros países de la UE como de terceros países, una vez excluidas las causas políticas.