Pese al leve incremento registrado en el número de afiliados a la Seguridad Social en el sector español de transporte y almacenamiento durante el mes de mayo, en este mismo período se ha producido un brutal aumento de los trabajadores afectados por ERTEs.

Las estadísticas del Ministerio de Trabajo dan cuenta de que en el transporte y la logística hay 141.913 empleados acogidos a estas medidas de regulación.

Un total de 21.735 empresas de transporte y almacenamiento han aplicado ERTEs durante el pasado mes de mayo, especialmente en el transporte terrestre, con 17.223.

El dato indica que la situación afecta a un 15,75% del total de 900.941 afiliados a la Seguridad Social en el transporte y almacenamiento del pasado mayo.

De todos ellos 122.290 corresponden a ERTEs por fuerza mayor, registro que supone un 51,47% más que un mes antes, en abril, mientras que otros 19.623 son por ERTEs no de fuerza mayor.

Por segmentos de actividad, el transporte terrestre es el más afectado, con 71.053 empleados acogidos a ERTEs, de los cuales 63.965 corresponden a fuerza mayor.

Tras él se colocan el segmento de almacenamiento y actividades anexas, con 37.730 trabajadores, de los que 27.182 son por fuerza mayor, y el transporte aéreo, con 25.365 afectados por ERTEs, con 25.099 por fuerza mayor.

Por detrás, las actividades postales y de correo totalizan 4.019 afectados por ERTEs, con 2.978 por fuerza mayor, mientras que el transporte marítimo suma 3.746 trabajadores sometidos a estas medidas, con 3.066 por fuerza mayor.