Tras unas duras negociaciones, los sindicatos y la dirección de Abertis han alcanzado un acuerdo que permite desconvocar la huelga prevista para este mes y el próximo, así como revalidar el contenido del convenio colectivo y dar una solución definitiva al último despido colectivo en Cataluña.

Por lo que respecta al convenio colectivo se ha fijado una vigencia de dos años, hasta el 31 de diciembre de 2021, con la ultraactividad que determine el Estatuto de los Trabajadores

En el documento se ha fijado una revisión salarial a razón del 95% del IPC sobre todos los conceptos salariales para los años de vigencia.

Por otra parte, en relación con el despido colectivo, las medidas de reducción de la plantilla pasan a afectar a un total de 120 trabajadores, de los que un centenar pertenecen a peaje y otros veinte a servicios centrales.

A todos ellos se les abonará la indemnización legal máxima por despido improcedente, es decir 45 días por año trabajado con tope de 42 mensualidades hasta febrero de 2012 y 33 días por años trabajados con tope de 24 mensualidades, a la que se añadiraá una indemnización adicional para el personal que acredite en la fecha de extinción de su contrato de trabajo una prestación de servicios ininterrumpida igual o superior a cinco años e inferior a diez, a los que se abonarán 3.000 euros brutos, mientras que si es superior a diez años la cantidad asciende a 6.000 euros brutos.

Todo ello siempre y cuando no tengan derecho a una indemnización igual o superior a 110.000 euros brutos por la extinción de su contrato de trabajo.