La Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución, Aldefe, ha reclamado al Gobierno que reduzca la factura eléctrica de las empresas del sector, que representa en torno al 40% de su cuenta de resultados.

Pese a que la fiscalidad energética es muy elevada, estas empresas se encuentran excluidas por la Clasificación Nacional de Actividades Económicas de las bonificaciones del impuesto eléctrico y no pueden conseguir ayudas directas a la eficiencia energética porque no están consideradas como una industria por la Administración.

Sin embargo, se trata de un sector estratégico que garantiza un abastecimiento de calidad y hace posible que los productos perecederos y sensibles se puedan almacenar, transportar y llevar hasta el consumidor en condiciones óptimas, como se ha destacado durante la última Asamblea de Aldefe.

La capacidad frigorífica de sus empresas asociadas asciende a 6.000.000 m³ y su facturación alcanza los 200 millones de euros, con un total de 13.000 personas trabajando en el sector en más de un centenar de empresas.

En lo que se refiere a la aplicación de tecnologías respetuosas con el medio ambiente, estas empresas suelen utilizar amoniaco en sus instalaciones en lugar de clorofluorocarbonos, que destruyen la capa de ozono.

Uno de los grandes problemas en la actualidad está relacionado con el intrusismo de los almacenes privados, que ofrecen servicios a precios muchos más bajos, contribuyendo, en opinión de Aldefe, al desprestigio del sector al no poder ofrecer la misma calidad.

asamblea-de-aldefe

Durante la Asamblea de Aldefe, se ha debatido sobre el intrusismo de los almacenes privados, entre otros aspectos.